Terapia Craneosacral Biodinámica (Entrevista a Cinzia Casadio)

Un aspecto que considero muy importante dentro de mi práctica clínica es tener una vista global de la salud de las personas que acuden a mí, más allá de los aspectos en los que yo puedo incidir directamente con mis conocimientos y mis recursos pues, a veces, lo que realmente necesita un paciente es acudir a otro profesional. Por eso intento saber qué pueden aportar otras técnicas y qué profesionales son buenos en ellas.

Hoy quiero presentaros la Terapia Craneosacral Biodinámica con la ayuda de Cinzia Casadio, una terapeuta extremadamente capaz con la que tengo una amplia experiencia de colaboración.

cinzia casadio craneosacral

– Preséntate un poco, Ci, cuéntanos quien eres

Soy naturópata y terapeuta craneosacral biodinámica. Tanto mi formación como mi curriculum profesional son bastante interdisciplinares, ya que me gradué en estudios organizativos y sociales por la Universidad de Bolonia con tesis sobre Derechos Humanos y plan de estudios individual en el área psicológico-social. Mi acercamiento a la medicina natural se debe a la misma curiosidad hacia el ser humano y especialmente hacia nuestras expresiones de salud: física, psíquica e intelectual. En este sentido, el trabajo craneosacral, al que he dedicado buena parte de mi práctica estos últimos diez años, me ha permitido literalmente tomarle el pulso al funcionamiento orgánico de la vida.

Me diplomé en Inglaterra, en el Craniosacral Therapy Educational Trust de Londres bajo la dirección de Michael Kern, osteópata y terapeuta craneosacral de los pioneros en la corriente biodinámica de esta terapia y he tenido la suerte de poder seguir profundizando experiencia y conocimientos con muy buenos docentes: Franklyn Sills, Michael Shea y Jim Feil, entre otros.

– Qué es y cómo actúa la Terapia Craneosacral Biodinámica (TCSB)?

La terapia biodinámica craneosacral es una terapia manual desarrollada a partir de la osteopatía craneal de W. G. Sutherland, por él mismo y, más adelante, por John Upledger y Franklyn Sills.

Se basa en la idea de que en el interior del cráneo existe un movimiento rítmico cíclico de suaves pulsaciones producidas por la fluctuación del líquido cefalorraquídeo en su recorrido desde la cabeza al hueso sacro y vuelta a la cabeza, pasando por los huesos del cráneo y circulando por el cerebro, las meninges, la médula y los nervios espinales y de ahí expandiéndose por todo el cuerpo. A este movimiento rítmico, lo acompañan otros todavía más lentos, suaves y profundos, muy fluidos y por eso mismo llamados “mareas”.

Todos estos movimientos que surgen de nuestro sistema nervioso central se expanden e involucran todos los tejidos, órganos, huesos, sangre, fluidos, nervios y células de nuestro cuerpo. En su conjunto, forman el Mecanismo de Respiración Primaria así llamado porque, de manera semejante a la pulmonar, alterna fases de expansión (parecidas a una inhalación) y otras complementarias de contracción o estrechamiento (parecidas a una exhalación).

En el interior del cuerpo todo se relaciona a través de un sistema de fascias (tendones planos que envuelven los músculos) y éstas están interconectadas entre si, así que todos estos movimientos, incluso los más sutiles, son palpables para el tacto entrenado y transmiten mucha información sobre el funcionamiento del organismo y su nivel de vitalidad y salud.

Así, el terapeuta craneosacral es capaz de “escuchar” con sus manos e interpretar estos ritmos de expansión y contracción de todo el organismo a través de la continuidad de la fascia. De esta manera, puede valorar el estado de salud o enfermedad detectando zonas de inercia o falta de movilidad en ciertas áreas que pueden ser indicadoras de alguna disfunción o malfuncionamiento y también puede tratar esas irregularidades mediante una delicada palpación que ayude al organismo a liberarse de sus resistencias y bloqueos.

– Algunas personas creen que lo que tú haces es osteopatía craneal pero no son lo mismo. Acláranos cuál es la diferencia.

Existen dos ramas bien diferenciadas en el concepto craneal: la osteopatía craneal y la terapia biodinámica craneosacral. Aunque las dos son perfectamente válidas, el concepto es muy distinto.

La osteopatía craneal se trabaja bajo un enfoque más mecánico, movilizando suturas a fin de ser corregidas. En cambio, la terapia craneosacral biodinámica utiliza las fuerzas intrínsecas del cuerpo, para acompañarle allá donde él mismo ya está intentando llegar, respetando su propio ritmo y prioridades. La calidad del contacto manual es fundamental para el trabajo craneosacral biodinámico, la palpación es siempre muy suave y no directiva, nunca hay manipulaciones estructurales o reajustes de tipo mecánico. Hay unas palabras del filósofo y psicoterapeuta Eugene Gendlin que se aplican bastante bien a este enfoque terapéutico: “El proceso de la vida se organiza a sí mismo, tiene su propia dirección, por eso el cambio es autopropulsado. No requiere ser conducido desde afuera, ya que es intrínsecamente energético y dinámico. El cambio, como proceso, requiere facilitación y no dirección.

No se requiere ser osteópata para ser terapeuta craneosacral ya que muy poco tiene que ver con la osteopatía clásica. Por ese mismo motivo, aunque todos los osteópatas por lo general han sido formados en osteopatía craneal, el enfoque biodinámico normalmente se considera como una formación a parte de posgrado.

– Cómo es una sesión de TCS? Qué puede esperar una persona que acude a tu consulta?

Las sesiones de biodinámica craneosacral suelen ser muy tranquilas. La gente ve que va mejorando de problemas que a veces llevaba muchos años arrastrando y tratando sin éxito, así que no dudan de que algo está sucediendo pero, para un observador externo, una sesión de TCS puede parecer algo aburrida y que muy poco está sucediendo.

De hecho, normalmente las sesiones transcurren en silencio o con muy poco hablar. La persona que recibe se encuentra estirada en la camilla, vestida con ropa cómoda, mientras el terapeuta la va tratando por medio de toques ligeros de sus manos sobre varias partes del cuerpo, según necesidad.

Durante la sesión, a menudo se puede experimentar un profundo estado de relajación, tal vez cambios de temperatura, leves hormigueos u otras sensaciones. Una vez terminada la sesión, el cuerpo sigue procesando durante un tiempo variable los cambios que se han ido activando durante el tratamiento.

– Tiene alguna contraindicación, hay alguna clase de paciente que no deba someterse a esta terapia?

Al ser un tipo de trabajo tan respetuoso con los ritmos fisiológicos expresados por el cuerpo, es completamente seguro y por eso apropiado para personas de todas las edades, desde ancianos hasta niños y bebés y por esta misma razón está indicado también en aquellos casos y condiciones de salud donde se requiere especial cautela, como después de una intervención quirúrgica, en condiciones de fragilidad o cambio psico-emocional o durante las fases prenatal y perinatal. Y justamente con respecto a la maternidad y todas sus etapas, la biodinámica craneosacral es muy útil desde impulsar la fertilidad de manera natural o en todos los casos de reproducción asistida, para tratar las molestias y complicaciones que pueden aparecer durante el embarazo y tras dar a la luz, tanto en la madre como en el bebé.

– Unas últimas palabras, qué es lo que más te gusta de la terapia craneosacral biodinámica?

Lo que personalmente encuentro especialmente interesante en el trabajo biodinámico es el enfoque terapéutico: no nos enfocamos en la anamnesis clínica sino en la salud disponible en el organismo; no pretendemos arreglar absolutamente nada; somos acompañantes en el proceso que la persona que atiende a la consulta está viviendo. Trabajamos enfocandonos en lo que está funcionando bien y creando las condiciones para que crezca. Según las palabras del osteópata A. Still: “Encontrar la salud debería ser el objetivo del terapeuta. Cualquiera puede encontrar la enfermedad.

Hidroterapia de Colon

La hidroterapia de colon es una técnica terapéutica para la limpieza del intestino grueso con agua que tiene el potencial de limpiar todo el colon de heces, gases y residuos digestivos acumulados en la luz y en la pared intestinal. Las heces acumuladas son una gran fuente de toxinas que acaban en la sangre y que tienen que ser procesadas por el hígado y el riñón, suponen una fuente de gases que pueden inflamar el intestino causando dolor e interfieren en el movimiento intestinal, perpetuando el estreñimiento.

Para la medicina natural, las estrategias de limpieza y detoxificación son muy importantes. Pero, normalmente, depurar toxinas acumuladas supone que el órgano emuntorio implicado realice un esfuerzo extra para procesar esas toxinas movilizadas. No pasa eso en el caso de la hidroterapia. Hay una fuente importante de tóxicos dentro del organismo (las heces acumuladas) y al cabo de unas sesiones, no están. Y ni el intestino, ni el hígado ni el riñón han tenido que hacer un esfuerzo extra. Magia! Me encanta.

Esta técnica me ha fascinado desde mi época de estudiante. Siempre la he recomendado como complemento a mi propio tratamiento y en cuanto tuve la oportunidad, empecé a realizarlas yo personalmente. En este artículo voy a contaros en qué consiste esta terapia y animaros a probarla.

Leer el resto del artículo »

Estreñimientos ocultos

estrenimientoMuchas personas tienen el colon atascado de heces y la pared intestinal tapizada de restos fecales y no lo saben. Incluso muchos de aquellos que creen que no padecen estreñimiento. También hay personas que creen que para ellos lo normal es evacuar día sí día no. Pero eso es confundir “habitual” con lo “normal” o “natural” u “óptimo”.

Lo natural sería evacuar más o menos cada vez que comemos. El intestino está preparado para funcionar así, de hecho, cuando comemos se producen numerosos estímulos de biofeedback entre la parte alta del sistema digestivo y la baja, es decir: la parte alta (la boca, estómago, vesícula biliar y duodeno) le mandan mensajes a la parte baja (el intestino grueso) para que trabaje y haga sitio a la comida que está entrando.

Lo natural sería también que un porcentaje enorme de nuestra dieta consistiese en vegetales ricos en fibra, que los alimentos que ingerimos no contuviesen a apenas tóxicos y que la única bebida que ingiriésemos para apagar nuestra sed fuese el agua. Lo natural sería que hubiese días que no dispusiésemos de comida y le diésemos un descanso al sistema digestivo. Lo natural sería que nos pusiésemos en modo estrés sólo puntualmente (como la cebra que huye cuando la persigue el león pero luego sigue comiendo con total tranquilidad mientras los leones deboran allí cerca a la compañera de manada que no ha sido tan rápida)

Pero la realidad es que aprendemos a inhibir nuestro impulso defecatorio para reservar ese acto a la cómoda intimidad de nuestra casa, que nuestra alimentación es pobre en fibra y rica en tóxicos, que bebemos menos de lo necesario y comemos más de lo necesario. Todos estos factores conspiran para favorecer distintas formas de estreñimiento. Incluso la gente que evacua cada día puede ser que no evacue toda la cantidad de heces que ha generado, de forma que se va acumulando ese excedente. A menudo, personas que creen que no están estreñidas se tumban en la camilla y, al palpar su abdomen, se notan claramente los acúmulos de heces a lo largo de todo el colon descendente (lo normal sería que a esa altura del intestino grueso no hubiesen heces sólidas, antes del sigma deberían ser semisólidas, fangosas)

En otros casos el volumen de las deposiciones es correcto pero el ritmo es lento de forma que cada día se evacua los restos de la comida de hace 3 o 4 días. Imaginad ese plato de lentejas que os comisteis hace 4 días, imaginad que os lo hubieseis dejado fuera de la nevera y destapado todo este tiempo. Os lo comeríais? Pues en el interior de nuestro cuerpo los restos de comida fermentan y se pudren a un ritmo incluso más intenso que fuera.

Comed un plato cocinado con tinta de calamar o un buen plato de espinacas al vapor y observad cuantos días tardan en aparecer las heces oscuras y durante cuántas deposiciones aparecen, eso os dará una idea de si es vuestro caso. Lo natural y óptimo sería evacuar lo que hemos comido 24h después como máximo.

Os recomiendo leer los artículo sobre el estreñimiento que publiqué hace tiempo (“Digestiones difíciles (Parte 3.1): Causas del estreñimiento” y “Digestiones difíciles (Parte 3.2): Resolver el estreñimiento“) entos al artículo sobre la hidroterapia de colon que publicaré en unos días.

Trastornos emocionales (Parte 3): depresión y ansiedad

No podéis imaginar la cantidad de personas que lleva años tomando antidepresivos y ansiolíticos. Empezaron porque sufrieron un ataque de pánico en un momento de mucho estrés o porque perdieron a alguien o porque sufrieron una experiencia traumática. Normalmente, incluso cuando hubo un desencadenante, lo más habitual es que eso fuese sólo la gota que colmó un vaso que se había llenado lentamente tras años y años de ignorar necesidades profundas emocionales (sentirse realizado, valorado, comprendido, etc.) y de agredirse físicamente (abuso de sustancias perjudiciales, sueño alterado, alimentación carente en nutrientes básicos, estrés constante, sedentarismo, etc.)

ansiedad y depresion

La ansiedad es el grito de auxilio desesperado de nuestro organismo pidiendo un cambio y la depresión su rendición por impotencia. Son situaciones profundamente incapacitantes que impiden tomar las riendas y sacarnos de esa situación. Los fármacos (o los suplementos) deberían ser una herramienta que nos de fuerzas y margen de maniobra para poder tomar las medidas necesarias para arreglar el problema. Lamentablemente, lo más habitual es que los ansiolíticos y antidepresivos, en vez de ser parte de la solución, sean una alternativa a la solución.

Hace años que tomas trankimazin o motivan o deprax o prisdal o prozac o valium o tranxilium o anafranil, lo que sea. Intentaste dejarlos una vez y te encontraste mal. De ahí concluiste que seguías necesitándolos aunque puede que simplemente fuese un cuadro de deshabituación (muchos de estos fármacos no pueden dejarse de golpe) o simple pánico por dejar esa muleta. En cualquier caso, o ya no necesitas esos fármacos y deberías dejarlos o los sigues necesitando y deberías empezar a tomar medidas que resuelvan realmente el problema. Ninguna de esas situaciones se encara siguiendo exactamente como hasta ahora.

El tratamiento natural más efectivo para la depresión y la ansiedad

Si queremos hacer un huerto, lo hacemos: desbrozamos el terreno, lo ventilamos, lo abonamos, lo sembramos, lo regamos, recogemos sus frutos, etc. Si nos rompemos un brazo, nos tratamos: vamos al traumatólogo, nos hacemos radiografías, nos enyesamos, hacemos rehabilitación. Pero cuando queremos hacer un cambio en nuestra forma de ser o cuando padecemos un trastorno emocional, a menudo no conectamos profundamente con este hecho tan sencillo: que hay que hacer algo al respecto, cosas, cosas concretas, tangibles y materiales más allá de pensar “debería aprender a tomarme las cosas de otra manera“, “debería aprender a decir que no“, “debería tener más fuerza de voluntad“, “tendría que aprender a relajarme“. Hablo de:

  • Hacer ejercicio
  • Realizar actividades que nos permitan expresar nuestra creatividad
  • Relacionarnos con personas que nos gusten
  • Conseguir un trabajo que podamos apreciar
  • Hacer terapia para superar conflictos emocionales y comprendernos
  • Aprender técnicas de control del estrés (meditaciones, ejercicios respiratorios, etc.)
  • Adquirir habilidades comunicativas que nos permitan gestionar los conflictos y expresar nuestras necesidades
  • Dormir suficiente, tomarnos tiempo de descanso
  • Comer bien

Hay muchos suplementos y plantas que pueden formar parte de un tratamiento integral de la depresión y la ansiedad, como alternativas o como complementos a los fármacos y también para tratar condiciones que favorecen ese estado (carencias nutricionales, insomnio, adicción al dulce, dolor, etc). Pero estos apoyos se deben recomendar de forma personalizada y bajo supervisión profesional y no me parece buena idea recomendarlos en un blog.

Lo que sí puedes es empezar a trabajar sobre los puntos anteriores, que además de ser las medidas realmente efectivas contra esos problemas suponen un crecimiento personal del que te beneficiarás toda tu vida. Una vida que podrás disfrutar.

Superar una depresión o un trastorno de ansiedad (o en realidad vivir de forma plena y feliz) requiere tener cubiertos todos o caso todos esos puntos. Son aspectos que no podemos escatimarnos, cosas demasiado importantes y básicas. Que haya tantas personas tomando medicación que no está trabajando ni uno solo, ni uno, de esos puntos es un ejemplo perfecto de lo enfermo que está nuestro mundo y del mal uso que hacemos de los fármacos.

Pero no te angusties. Puede parecer un camino muy largo, pero es que ese camino es lo que conocemos como vivir. Ir mejorando, aprendiendo y creciendo. No hace falta tener una vida perfecta para salir de la depresión o superar la ansiedad. A menudo, basta con tomar las riendas y empoderarse. Coge papel y lápiz, mira esos puntos, piensa formas concretas en las que puedas empezar a trabajar en ellos. Si te sientes perdido y no ves cómo hacerlo, empieza por pedir ayuda.

Propuesta de ayuno a base de zumos

ayuno-zumos-infusiones-caldoHoy empieza la primavera, la mejor estación del año para hacer un ayuno. En el anterior artículo, “Atrévete con un ayuno o semiayuno“, os conté por qué es buena idea hacer un ayuno e intenté responder a las típicas dudas y reparos que me expresa la gente cuando se enfrenta por primera vez a la posibilidad de ayunar. Hoy quiero haceros una propuesta de ayuno concreta, para que los convencidos lo pongáis en práctica.

El ayuno que os propongo consiste en 6 días a base de zumos, agua, infusiones y/o caldos con apoyo de un par de suplementos. Al contrario que la mayoría de ayunos que encontraréis por internet, esta propuesta es muy detallada, con lista de la compra incluida y menú de salida. Pero sobretodo he intentado que sea inspirador y tentador y he querido dar una importancia enorme a la salida del ayuno. Porque el mejor ayuno es el que no es más que el principio de un cambio profundo a mejor.

Leer el resto del artículo »

Atrévete con un ayuno o semiayuno

ayunoMuchos pacientes me dicen, cuando les propongo un ayuno “Uy yo no puedo ayunar, si el día que no tengo tiempo de comer estoy que me peleo con todo el mundo“. Es igual de erróneo que decir “Uy yo no puedo descansar, si cuando me enyesaron la pierna me aburrí horriblemente“. Porque un ayuno es mucho más que no comer. Un ayuno es un descanso voluntario y una decisión consciente con finalidades terapéuticas. Supone una diferencia abismal.

Con este artículo quiero convencer a los escépticos y animaros a probar este recurso terapéutico inestimable. Os contaré por qué es lógico que un ayuno ayude a mejorar la salud y qué aspectos de la salud puede mejorar y también daré respuesta a las principales dudas que me plantea la gente cuando les hablo de hacer un ayuno. En este artículo asentaré las bases para que entendáis y os atreváis a probar el ayuno que os propondré la semana que viene.

Leer el resto del artículo »

Receta: paté de tofu con pimientos asados.

Esta receta es una aportación de Marta, una paciente y amiga mia que espero que os mentaré más veces ya que se ha ofrecido a colaborar con sus recetas. Veréis que su forma de explicar la preparación es muy precisa :)

El paté de tofu es interesante desde el punto de vista nutricional porque aporta una buena proporción de proteínas. Es una forma de comer legumbre en pequeñas cantidades y una alternativa interesante a los embutidos para aquellos que no os veáis capaces de renunciar al pan con algo.

Este paté concretamente utiliza pimiento asado para darle el toque de sabor especial pero podéis adaptar la receta utilizando otros elementos. Funcionan bien los ingredientes de sabores fuertes como la olivada, las anchoas, los champiñones o simplemente especias.

Ingredientes:
Paté de tofu y pimiento asado

Esta cantidad es suficiente para hacer dos potes como los de la fotografía.

  • 250 g de tofu (natural, ahumado o a las finas hierbas, según preferencias)
  • 2 pimientos rojos asados (medianos/grandes).
  • 1 tomate seco en aceite (sus dos mitades)
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo crudo machacado
  • 1 cucharaditade postre de orégano (mejor fresco)
  • Para condimentar: pimienta de cayena o pimentón picante, pimentón dulce y sal.

Preparación:

Trinchar todos los componentes con un cuchillo, mezclarlos y después chafarlos con un tenedor y paciencia. Condimentar al gusto una vez obtenida la textura adecuada.

Consideraciones:

Si tenemos prisa se puede hacer con una batidora eléctrica, queda más fino pero pierde carácter. Podemos probar ambas técnicas para descubrir cómo nos gusta más.

Es importante que los pimientos estén bien deshidratados si no, en vez de paté, tendremos puré. Los que se venden ya asados tienen demasiado líquido todavía, convendrá ponerlos a la sartén a fuego muy bajo para que acaben de perder el agua. Es mejor hacerlos al horno bajo para que se deshidraten bien sin quemarse.

Es mejor añadir estos condimentos con mucha prudencia cuando ya hemos mezclado todos los demás ingredientes, e ir probando nuestro paté hasta encontrar el punto de sazón deseado. Tened en cuenta que la salsa de soja ya es salada, de manera que prácticamente no necesita sal y que el pimentón (dulce o picante) fácilmente enmascara el sabor del pimiento asado mientras que la pimienta de cayena no lo oculta.

Este paté aguanta bien la congelación si queréis hacer más cantidad de la que podréis consumir antes de que se estropee.

Charlas y cursos en enero

Feliz año! Podéis consultar la lista actualizada de formaciones para este mes en http://www.rocioacosta.es/formacion

Taller: Herramientas terapéuticas naturales para el control de la candidiasis

La candidasis és un problema que tiene amargadas a muchas personas. Difícil de diagnosticar, difícil de tratar, difícil de olvidar. Hace poco hicimos un taller orientado a usuaros de las terapias naturales. Esta vez, vamos a orientarlo un poco más a los profesionales de la salud.

Lo impartiremos entre Laura Mestres i Fossas (una referencia en el campo de la aromaterapia científica) y yo y se celebrará en Centre Cos, en Gràcia a principios de marzo.

Las plazas son muy limitadas y serán asignadas según estricto orden de inscripción, así que daos prisa!

Blog-xerrada-candida8-3-2014-copia

Programa del taller:

10:00h Candidiasis con enfoque integral
10:30h Naturopatía para la candidiasis
11:30h Aromaterapia para la candidiasis
12:30h Preguntas y exposición de casos

Fecha: Sábado 8 de marzo de 10h a 13h.

Lugar: Centre Cos
C. Gran de Gràcia 77, pral 1a
ver mapa

Profesoras: Laura Mestres i Rocío Acosta

Precio: 30€

Inscripción: Para formalizar la inscripción, debes rellenar el formulario y abonar el precio del taller, tienes hasta 6 de marzopara hacerlo (o hasta que se acaben las plazas).

Puedes hacer la inscripción presencialmente en Centre Cos (donde rellenarás el formulario y abonarás el precio) o a través del formulario on-line:

Charla gratuita: “Mejorar la alimentación con 4 conceptos clave”

activitats-herbocoliseum

Cuando uno empieza a preocuparse por su dieta, a menudo puede sentirse perdido. Hay mucho que aprender y mucho que contrastar. Puede resultar abrumador. Con esta charla quiero contaros unos pocos conceptos clave a partir de los quales cualquiera puede empezar a mejorar su alimentación.

Fecha: Martes 18 de febrero de 2014 de 19h a 20h.
Lugar: En Herbocoliseum (Plaça Trilla, 4, Barcelona – ver mapa)
Precio: Gratuito.
Inscripción: Reserva plaza escribiendo un correo a info@herbocoliseum.com o llamando a 93 368 75 96